Tips para mantener tu hogar siempre limpio

11/06/2020 El ritmo de vida actual nos deja un tiempo muy limitado para las tareas domésticas. Pero lograr un hogar siempre limpio es posible siguiendo estos tips que hoy te presentamos.
Para comenzar debemos tomar en cuenta que la clave para mantener tu hogar  limpio es la organización, tanto de espacio como de actividades de limpieza. Tener un tiempo estimado de limpieza de cada área es importante, aquí te presentamos una programación muy útil.
Diariamente: Limpia la cocina, barre los pisos y saca la basura.
Semanalmente: Lava los baños, sacude los muebles, cambia las sábanas, lava la ropa y limpia los pisos.
Mensualmente: Limpia hornos, refrigerador, lámparas, azulejos y botes de basura.
Semestralmente: Lava cortinas, tapetes, almohadas, ventanas y dona cosas que no uses.
Gracias a esta programación la limpieza de casa será más fácil, eficiente y rápida.
Ahora veamos otros prácticos tips:
– Mantén las superficies despejadas. Las superficies despejadas no solo facilitan la limpieza de los muebles, sino que además permiten trabajar mejor y dan una sensación de orden. Por eso, procura buscar un lugar para cada cosa en cajones y armarios, y guarda cada objeto en su lugar después de usarlo.
-Deshazte de lo que no usas. De esta forma dejas sitio libre para organizar mejor las cosas que sí usas. Un buen tip para desprenderte de cosas innecesarias es saber que lo que no utilizaste durante un año, es muy improbable que lo vuelvas a utilizar.
-Diviértete limpiando. Uno de los grandes problemas de las tareas domésticas es que resultan aburridas, por lo que nos da pereza realizarlas. Para que resulten más amenas, una buena idea es que te pongas música para pasar un buen rato mientras limpias.
-Aprovecha bien el tiempo. Aprovecha todos esos pequeños momentos en los que tienes que esperar para recoger. Por ejemplo, mientras se prepara el café puedes ir colocando los platos limpios en su sitio, mientras se calienta la plancha del pelo puedes limpiar el espejo del baño, o mientras se termina de hornear la comida puedes doblar la ropa. De esta forma inviertes de manera más inteligente el tiempo de espera.