Tips para la mudanza a tu nueva casa

30/07/2020 La mudanza a tu nuevo hogar puede llenarte de estrés y ansiedad por eso hoy te dejamos estos interesantes tips para que puedas llevarla a cabo de una manera eficaz y sin percances.

En primer lugar debemos tomar en cuenta que hay que enfrentarnos a la limpieza general de la casa que dejamos y de la nueva casa.

Aunque parece obvio si es una casa de dos plantas lo ideal es comenzar por la planta alta, de este modo puedes terminar y dejarla lista para entregarla sin ensuciar constantemente la planta de abajo. Adicionalmente empieza a limpiar por un cuarto cualquiera y ciérralo en cuanto termines. No trates de hacer todo a la vez ya que puedes ensuciar o desorganizar lo que ya tenías limpio.

El orden y la organización son la base de una buena mudanza. Una manera de organizarte es utilizar cajas de almacenaje para el traslado. Ahorrarás tiempo al limpiar si empacas con orden tus cosas, es recomendable incluso numerar y anotar el contenido general de cada caja y etiquetarlo, así evitarás la incertidumbre de dónde has guardado cada cosa.

En el traslado a tu nuevo hogar no solo se mueve el mobiliario, también se remueven emociones y sentimientos. El apego por esa casa, fin de una etapa, etc. Los objetos llevan una carga de emociones de nuestros recuerdos. Por eso es importante deshacerte de lo que quieres dejar atrás en tu vida. Emociones pasadas que ya no te aportan nada en el presente. Aprovecha para regalar, tirar o vender lo que ya no utilizas.

Cambia la ropa colgada sin esfuerzo: Con una bolsa de plástico grande cubre de abajo para arriba montones de ropa colgada y hazle un nudito en la parte de arriba. Descuelga los ganchos y así llévatela en el coche a tu nueva casa. Cuando llegues lo único que tienes que hacer es colgarla y quitar la bolsa. ¡Listo! Cambiaste tu ropa colgada en 2 sencillos pasos.

Guarda las cosas que se pueden romper envueltas en plástico burbuja para que corran menos riesgo en el proceso de cambio. Si no quieres invertir en eso, puedes usar las cosas que ya tienes en casa y que de todos modos necesitan irse al nuevo hogar, tipo sábanas, toallas, trapos de cocina, etc.

Siempre lleva contigo lo importante (documentos, joyas, dinero, algo de valor sentimental, llaves). Deja que la mudanza lleve todo lo demás. Normalmente las mudanzas son súper profesionales y saben lo que hacen, suelen ser muy honestos y honrados, pero nada como tener la tranquilidad de que pase lo que pase, tus documentos importantes, cosas de alto valor sentimental y cosas que no se puedan reemplazar o medicinas que tengas que tomar las lleves en tu coche. Más vale prevenir que lamentar.