¿Te cuesta ser puntual? Checa como lograrlo.

30/08/2019 La puntualidad es una de las cualidades más importantes en cualquier persona. Te permite aprovechar mejor tu tiempo, rendir más tu día, pero sobre todo demuestra respeto por el tiempo de los demás y te convierte en una persona confiable. Aunque no lo creas ser puntual es clave para una vida exitosa.

Llegar tarde a reuniones, compromisos, eventos y sobre todo al trabajo, te hará sentir estresado y deja a las demás personas una mala impresión de ti. Probablemente no es tu intención llegar tarde siempre, la puntualidad no es un atributo de la mayoría de las personas, lo bueno es que es un hábito que puedes adquirir.

Integrar el hábito de la puntualidad requiere un cambio de actitud básicamente, después de algunas semanas de organizar tus hábitos y patrones de pensamiento para ser más puntual te resultará fácil hacerlo.  Checa los beneficios que logras en tu vida siendo puntual:

– Ahorras tiempo y mejoras tu productividad, porque cuando eres puntual, te organizas bien y respetas tus horarios, realizas tus tareas con mayor concentración y eficiencia.

-Llegar tarde te obliga a ir con prisas y buscando excusas, lo cual te provoca estrés y mal humor. La puntualidad reduce el estrés y te pone en un estado de ánimo más relajado y positivo.

-Tu vida personal tomará un giro positivo ya que las personas te verán como una persona confiable.

-Ser puntual te permite llegar tarde de vez en cuando, ya que las personas te otorgan el beneficio de la duda. Si llegas tarde es porque realmente tendrás un motivo para que eso sucediera.

Ahora veamos unos consejos para lograr ser puntual.

1.- Analiza la razón por la que llegas tarde. La solución a todo problema siempre es reconocerlo y saber su origen. Decir que se llega tarde sólo por flojera no es motivo suficiente, debe haber un motivo más fuerte. Quizá esa actividad a la que asistes o tu actual trabajo no te gusta (por lo cual deberías considerar dejarlos o cambiarlos), la cita con esa persona no te interesa, te falta energía por no dormir bien, o tienes otras prioridades. Piensa bien y descubre la razón de tu impuntualidad.

2.- Prepara con anticipación todo eso que no te permite llegar temprano. Es muy importante ser organizado. Uno de los principales tips es preparar una noche antes todo lo que puedas adelantar: la ropa que usarás al día siguiente, prepara en la medida de lo posible los alimentos que vas a desayunar o bien deja a la mano los ingredientes, carga gasolina o llega a comprar eso que te hará perder tiempo si lo compras por la mañana. Deja tus cosas en el mismo lugar siempre: coloca en la entrada de tu casa un lugar específico para tus llaves, o cualquier artículo que busques por la mañana que te pueda hacer perder tiempo.

3.- Duerme temprano. Descansar bien te permitirá levantarte a tiempo, deja el fin de semana para desvelarte, procura entre semana tener un buen horario para dormir y podrás por la mañana tener más energía.

4.- Levántate temprano y sin snooze. Sí, es básico levantarte temprano para que logres llegar a tiempo. Snooze es la función del despertador para posponer la alarma unos minutos más. Puede darte la sensación de dormir más pero realmente solo estas interrumpiendo tu patrón de sueño, te sentirás más cansado y al final te costará más levantarte. Procura levantarte tan pronto suene la alarma, puedes poner el despertador lejos de tu cama para que lo logres. Lava tu cara o los dientes de inmediato para que logres activarte.

5.- No te distraigas mientras te preparas. Sí, todos podemos caen en distracciones que nos llevan a perder gran cantidad de tiempo: ver las redes sociales o tv al levantarte son unas de ellas. Es fácil perder la noción del tiempo con estas actividades. Procura arreglarte sin estas distracciones y verás cuanto tiempo ganaras.

6.- Llega de 10 a 15 minutos antes. Prevé cualquier contratiempo. Para ello, haz el compromiso de llegar siempre unos minutos antes de tu cita, trabajo, compromiso.  Esto significa que, en muchos casos, llegarás antes que todos y tendrás algo de tiempo “libre”. Pero tendrás una recompensa mucho mayor: no te estresarás en el camino, podrás acomodarte con calma y la gente reconocerá tu esfuerzo.