Propósitos no, metas sí

03/01/2022 ¿Has pensado por qué no cumples tus propósitos de año nuevo?

Se dice que solo el 5% de la personas cumple sus propósitos y esto principalmente se debe a que normalmente se piensa en deseos en lugar de ponerse objetivos y metas. Existe una gran diferencia entre esperar que las cosas sucedan y trabajar para hacerlas realidad.

¿Qué nos detiene de lograr un propósito? El realizar solamente un cambio de comportamiento momentáneo, sin tener la verdadera motivación para realizar un cambio de hábitos, que es lo que te llevará a poder incluir ese propósito permanentemente en tu vida.

Tener una visión de lo que queremos lograr y un objetivo que nos mueva realmente a lograrlo, es lo que convierte tu propósito en una meta. La motivación es esencial.

Ahora bien aquí tienes 5 pasos claves para poder convertir tus propósitos en metas:

1.- Entender quiénes somos y quiénes queremos ser; es decir, vernos en el presente y visualizarnos en el futuro.

2.- Analizar cómo las personas han logrado y llegado hasta donde están (hablando de nuestros modelos a seguir), qué es lo que hacen diariamente.

3.- Buscar el objetivo y visión de lo que queremos lograr con esa meta. Escribir el resultado que esperas te ayudará bastante para tener ideas más claras.

4.- Tener un objetivo que realmente nos mueva y que nos ayude a llegar, sobre todo, a mantenernos. Fíjate una meta real por ejemplo: el propósito es bajar de peso, la meta es bajar 5 kg de peso haciendo natación que es una de tus actividades recreativas favoritas.

5.- Hacerlo todos los días, por más de 3 semanas, lo que hará que nuestro cerebro lo fije como un hábito.

Recuerda que la visión de tu propósito debe ser muy fuerte para que puedas llegar a donde quieres.