Mejora tu autoestima y disfruta una vida más plena

05/03/2020 Si te preguntaran ¿Quién es tu peor enemigo que contestarías? Es increíble que un gran número de personas darían como respuesta: Yo mismo. Somos nosotros mismos muchas veces quienes bloqueamos nuestro camino con una baja autoestima.

La autoestima es la manera en que nos juzgamos y evaluamos, o dicho más simple, la autoestima es cómo nos sentimos con nosotros mismos.

Consiste en todo el conjunto de creencias y pensamientos que tenemos sobre nosotros, y que hemos ido creando a partir de nuestras experiencias. La autoestima tiene varias funciones psicológicas aunque a veces provoque justo lo contrario:

-Satisfacer tu necesidad de sentirte bien contigo mismo

-Reducir el impacto de los rechazos a los que te enfrentas en la vida

-Protegerte del miedo y la falta de certidumbre

-Motivarte a luchar por tus metas

Todos podríamos ser más listos, más guapos y más ricos, pero se ha demostrado que la autoestima no depende de lo que tienes, de lo que sabes o de lo que eres. Depende de cómo te aceptas.

El día de hoy te damos algunos consejos de cómo aumentar tu autoestima, lo cual te ayudará a disponer de seguridad y de confianza para afrontar los retos de la vida.

1.- Encuentra el origen de tu baja autoestima. Los problemas de autoestima generalmente surgen en la infancia, si no conoces sus causas nunca podrás trabajar en mejorar tus temores. Para encontrar el origen pregúntate el ¿Por qué? de cada uno de tus miedos.

2.-Sal de tu zona de confort. Aventúrate a lo desconocido. En ocasiones estamos tan cómodos que creemos equivocadamente que no somos capaces de enfrentar nuevos retos. Deja de poner excusas, emprende los cambios que necesitas y demuéstrate que puedes con lo que te propongas. El principal enemigo de la autoestima es sencillamente NO hacer nada, inténtalo aun cuando el riesgo de fracaso sea grande,  es mejor intentar a quedarte con la idea de ¿Qué hubiera pasado?

3.- Deja de quejarte de las circunstancias. Quejarte no te ayudará a mejorar nada. Confía en tus capacidades y busca una solución en lugar de esperar a que las cosas se resuelvan por si solas.

4.- No seas tan duro contigo mismo.  Deja de juzgarte y restarte valor por lo que no has conseguido o te salió mal. Fallar es parte de la vida. Mejor utiliza esa energía para intentarlo de nuevo. Acepta las fallas o derrotas como parte fundamental de aprendizaje.

5.- Deja la auto crítica destructiva. Si te cuesta aceptarte, empieza a mirarte más en el espejo y a valorar cada centímetro de tu cuerpo. Si algo no te gusta trabaja por mejorar y si no puedes hacerlo acéptalo. Esa persona que se encuentra frente a ti eres tú y eres inmensamente afortunado por estar aquí. Conviértete en la mejor versión de ti mismo.

 6.- Evita las comparaciones. Lo que consiga la persona que tienes al lado no tiene nada que ver contigo, a menos que sirva para inspirarte. Deja de compararte para sentirte inferior, cualquier momento es bueno para conseguir aquello por lo que luchas.