Hábitos para reducir el estrés laboral

25/07/2019 A todos nos ha pasado que en algún momento el estrés nos invada en la vida laboral.

El estrés por sí mismo no es malo, en realidad es una reacción natural de nuestro organismo que nos permite permanecer alerta en situaciones al límite, es una reacción que tiene el cuerpo y la mente  que nos permite sobrellevar un poco más los cambios. Se convierte en algo negativo cuando perdura en el tiempo y parece que no lo podemos controlar, lo cual puede propiciar la aparición de enfermedades, afectando nuestra calidad de vida.

Las causas más comunes de estrés laboral son los salarios bajos, la falta de organización, el volumen elevado o sobrecarga de trabajo o la falta de oportunidades de crecimiento.

Afortunadamente existen hábitos con los que evitarás que el estrés se convierta en un elemento que afecte tu desempeño laboral o tu salud, aquí te enlistamos algunos de ellos.

1.- Mantén orden en tu escritorio. Puede parecerte lo más básico del mundo, pero el orden ayuda a aliviar el estrés.  Es recomendable que tengas el espacio lo más libre posible, organiza tus cosas, utiliza lapiceras y charolas organizadoras. También es aconsejable que tu computadora esté frente a ti y no a un lado.

Decora tu espacio, en la medida que tu empresa lo permita, con detalles que alegren tu día, tales como frases motivacionales, una fotografía de tus vacaciones favoritas, de tu familia o de tu principal motivador para laborar. También puedes agregar una pequeña planta, los  cactus o bambús son muy prácticas para escritorio.

Mientras más despejado esté tu escritorio y tu oficina más clara estará tu mente, no descuides tu espacio de trabajo.

2.-Cuida tu alimentación. En muchas ocasiones al sentirnos estresados reaccionamos comiendo en exceso, y normalmente en esos excesos consumimos comida chatarra o poco saludable, esto sólo traerá mayores problemas de salud. Existen alimentos saludables que puedes comer cómodamente en la oficina y que alivian el estrés, tales como las almendras o los frutos secos. Lo importante es disminuir el consumo de azúcar y grasas, así como moderar la cafeína.

También es recomendable que evites comer frente a tu computadora, procura tomar tu hora de comida en el comedor de la empresa, o si te es posible en tu casa, para que tu cuerpo sienta ese momento como descanso y regreses despejado a continuar tus labores.

3.- Haz ejercicio. Practicar algún deporte o realizar ejercicio en general produce la liberación de endorfinas y causa un efecto relajante inmediato. Es Recomendable que fuera del trabajo realices ejercicio de 30 a 60 minutos al menos 3 días a la semana, puedes correr, andar en bicicleta o al menos salir a dar una caminata en algún espacio natural como parque o jardín.

Mientras estés en tu escritorio trabajando procura beber bastante agua, así como también estira tus músculos un poco, no permanezcas sentado por más de 50 minutos y estira tu cuello, brazos  y piernas. También procura mantener tu espalda recta mientras estés sentado frente a la computadora, esto evitará dolores futuros y potenciará tu energía.

4.- Controla tu respiración. Respirar con conciencia es una técnica muy útil para relajarte, para realizarlo trata de estar en un lugar tranquilo y lo más cómodo posible. Luego inspira por la nariz lentamente contando hasta cuatro mentalmente, la aguantas dos segundos y posteriormente expiras contando lentamente hasta ocho, verás que lograras calmar el estrés y pensar con mayor claridad.

5.- Aprende a delegar. Debemos estar conscientes que no podemos asumir siempre todas las actividades, que nuestra salud es importante y que debemos tener un balance entre la vida laboral y personal. En este sentido es importante el saber desconectarse del trabajo en los momentos que dedicas a tu familia o a ti mismo.