Consejos para una mamá moderna

09/05/2022. La vida de mamá se ha trasformado conforme pasan los años, la sociedad ha cambiado y con ella este importante rol. Cada día es más común ver mamás que trabajan ya sea por la necesidad de contribuir al gasto familiar, por ejercer su profesión o por una combinación de estas razones. Es por esto que el ser mamá se convierte en un reto mayor y bastante admirable, al sobrellevar ambas funciones.

No es fácil ser una madre moderna, trabajar y educar a la vez es una tarea gigantesca, por ello hoy te compartimos estas acciones con las cuales es posible lograrlo:

Organízate. Organizar tu tiempo y definir muy bien las cosas que vas a hacer y el momento para hacerlas te va a facilitar mucho la vida.  Para ello, debes planear el horario de trabajo, el tiempo para preparar la comida, el tiempo de estar en casa para tus hijos, el tiempo para acompañarlos a sus actividades deportivas, el tiempo de diversión familiar y el tiempo de descansar. A su vez, debes dejar horas libres sin planificar, a los fines que puedas improvisar con ese tiempo y dejarlo para hacer cualquier otra cosa que te quede pendiente.

No te olvides de ti misma. Cuando tu cuerpo y tu mente están tranquilos y relajados puedes dedicar mayor tiempo de calidad a tu familia y tendrás mayor concentración en el trabajo, por eso es muy importante que tengas tiempo para ti más allá del trabajo, el esposo y los hijos. Un spa, salir a caminar sola, ir al gym o practicar algún deporte. También recuerda que tienes amigas, una plática o salida con ellas te hará muy bien.

Tu pareja es importante. Ayudarse mutuamente en el cuidado y educación de los hijos es algo básico, pero también lo es no dedicase tiempo para ustedes. Pueden salir a cine, ir a cenar o solo quedarse en casa tomando un vino, lo importante es no descuidarse como pareja, pueden pedir apoyo de un familiar o niñera para hacerse cargo de los niños en ese tiempo para ustedes.

No busques perfección. Siempre habrá cosas que no salgan bien y es parte de la vida, por eso no lleves problemas del trabajo a la casa ni viceversa. También se consciente de que no siempre en casa todo estará limpio y ordenado, debe haber un punto de flexibilidad, tanto para las exigencias personales como para las exigencias que hagas en tu hogar a tus hijos. Recuerda que tu eres el corazón de tu casa, no necesitas tener todo perfecto, la paz y tranquilidad de disfrutar a tu familia es más importante.

Cría hijos modernos. También el comportamiento de los hijos ha cambiado con el paso del tiempo, una mamá moderna debe criar con mucho amor, cariño y respeto, pero también con normas claras y responsabilidades. Por ejemplo enséñales a que te ayuden en las tareas de la casa, como limpiar su cuarto, tender la cama, haz todo lo posible porque cumplan correctamente sus tareas escolares sin tener que estar detrás de ellos. Crea sistemas de premio cuando cumplan todos sus deberes y sanciónales disminuyendo sus horas de juego si incumplen las responsabilidades asignadas.

Una madre moderna no descuida a sus hijos, por el contrario, sabe que es más importante dar tiempo de calidad que cantidad. Tómate tu tiempo para escucharlos, para preguntarles por la escuela, para ayudarlos en las tareas, para que sientan que si bien no estas las 24 horas del día con ellos, siempre cuentan contigo.