Aprende a organizar tu mente y enfocarte con estos tips

27/08/2020 Enfocarse en una sola actividad se ha convertido en una capacidad extraña en el mundo actual en el cual cada vez vivimos a un ritmo más acelerado. La modernidad nos ha obligado a vivir de manera más apresurada y cada vez es más difícil enfocarnos en lo realmente relevante. En los últimos años se ha desatado una gran batalla por nuestro tiempo y atención, todo el mundo los desea. El exceso de información y opciones se han convertido más que nada en ruido y distracciones, que por un lado nos impide enfocarnos en nuestras prioridades, y por el otro nos han obligado a poner atención en todo, menos en nuestra atención, irónicamente.

Por todo esto el desarrollar la habilidad de organizar nuestra mente y enfocarnos es considerado hoy en día un activo cada vez más valioso en el entorno competitivo. Fortalecer nuestra fuerza de voluntad y capacidad de enfocarnos es el centro y origen de lo que nos hace diferentes. Nos permite conseguir los objetivos que muy pocos consiguen y nos asegura una vida personal y profesional exitosa.

Pero, ¿cómo podemos conseguir enfocarnos de manera eficaz para que no nos distraigamos y alejemos de lo realmente importante?

A continuación te dejo algunas ideas:

1.- Organiza tus días detalladamente. La capacidad de enfocarte y concentrarte empieza con la organización. Si no sabes lo que te depara el día tanto en lo laboral como en lo profesional, es imposible identificar las prioridades y por ende donde poner tu atención. Utiliza el medio para organizarte que te resulte más efectivo: agenda en papel, agenda digital, un archivo en excel, una aplicación, las opciones son infinitas.Obviamente saldrán actividades o compromisos inesperados, pero esas serán excepciones solamente. Empieza siempre con las tareas más difíciles, sácalas lo antes posible de tu lista de pendientes para evitar ocupen demasiado espacio en tu cabeza.  Empieza tu día activamente, con algo de ejercicio así sea en tu casa brevemente en 15 minutos, esto también activará tu mente.

2.- Trabaja en intervalos: Programa tus actividades con intervalos de tiempo para tomar aire, liberar el cerebro y retomar fuerza. La mente es capaz de mantener el enfoque por períodos limitados, intenta no sobresaturarla haciendo todo continuamente. Considera una pequeña caminata, una pausa para tomar un café o simplemente unos minutos para tomar aire. Con esto lograras reducir la tensión y recuperar tu capacidad de enfocarte.

3.- Desarrolla y mantén el ambiente adecuado para la concentración. La mejor manera de mantener la atención en una sola cosa es eliminar toda posibilidad de distracciones. Evita por ejemplo comer en el mismo escritorio donde trabajas, o trabajar en tu recámara por ejemplo mientras ves tv. Diseñar el ambiente propicio para cada actividad te pondrá inconscientemente en el ánimo y disposición requerida para enfocarte. El objetivo no es únicamente aprender a enfocarse, es mantenerse enfocado. Para eso tienes que hacer el compromiso de remover todo aquello que pueda distraerte.

4.- Fortalece tu mente. Nuestra voluntad y enfoque funcionan exactamente igual que un músculo, y mejoran siempre que lo fortalecemos. Para crear una buena musculatura mental que permita identificar prioridades, mantener la atención y el enfoque durante más tiempo, es recomendable practicar la meditación puede ser por períodos cortos no mayores a los 5 minutos, memorizar información, hacer lecturas largas de manera lenta y tratar de asimilar más información, escuchar radio o podcasts sin hacer nada más y tratar de entender cada palabra que se dice.

5.- No practiques la multitarea. Al final pierdes más tiempo y te estresas más.

6.-Presta atención a tu actividad mental y selecciona lo que quieres hacer. Tu cerebro necesita una guía.

7.-Relentiza el ritmo con el que haces las cosas, así podrás estar en el momento presente más fácilmente.