7 pasos para comenzar el día con el pie derecho

20/09/2021 Comenzar el día con la mejor actitud no siempre resulta sencillo, a veces simplemente no sabemos por dónde comenzar. Y la realidad es que de como inicies tu día dependerá bastante como aproveches el resto de las horas para que sean lo más productivas.

A todos nos ha pasado que hay días en los que simplemente levantarte cuesta más trabajo, por estrés, cansancio o algún estado anímico, lo importante es no permitir que eso arruine tu día.

Tan pronto te despiertes, pon en práctica estas sencillas acciones que te prepararán para las horas siguientes del día, para que puedas sacarles el mayor provecho.

1. Tú alarma a la primera. Levántate de inmediato a la primera vez que suene tu alarma, con esto te sentirás mucho más lleno de energía. Posponerla solo te hará sentir más flojera.

2. Meditar. Toma unos minutos para meditar, esto ayudará a que la energía fluya libremente con lo cual podrás liberar tensión, aumentar la concentración, mejorar la capacidad de tomar decisiones y de controlar las emociones. Hay muchas técnicas sencillas de meditación, puedes comenzar simplemente sentándote en un lugar cómodo con las piernas cruzadas y las manos apoyadas sobre las rodillas, tratando de mantener la columna derecha, y pon la mente en blanco. Si esto te resulta difícil, concéntrate en tu respiración. No se necesita mucho tiempo, con diez minutos diarios ya notarás un gran cambio.

3. Desayuna bien. Nunca te saltes el desayuno. Estudios comprueban que cuando una persona desayuna tiene un mejor humor durante el día, así como mejor nivel de concentración. Procura que tu desayuno este bien balanceado.

4. Cuida tu apariencia física. Como te ven, te tratan. Vístete bien, péinate y arregla tu cara. Si bien lo más importante está dentro de nosotros nuestro exterior es un reflejo de cómo esta nuestro interior. Solo visualízate, no te sentirás igual si estás mal vestido y desarreglado, a que si estás con una apariencia que te haga tener mucho más seguridad.

5. Haz ejercicio. Al menos 20 minutos diarios, pero siempre realiza alguna actividad física, ya sea correr, caminar o ir al gym, además de mantenerte saludable te levantará el animo.

6. Planea tu día. Tomate un momento para revisar tu agenda y establece horarios para cada actividad.

7. Busca un proyecto que te motive. Practica una actividad que te anime cada día, ya sea un hobbie, aprender algo nuevo, alguna actividad de ayudar a los demás o  voluntariado, tu conoces que es lo que más te puede motivar, esa actividad te ayudará a ver los días con más entusiasmo.